Esta es una terapia centrada en el cuerpo, proporciona una manera diferente de tratar las problemáticas que pueda traer el paciente. Es idónea para facilitar la expresión emocional, mejorar la autoestima y resolver conflictos internos. Además es una sesión que se puede hacer para desconectar del estrés y regalarse a uno mismo un espacio de conexión y relajación.

La modalidad de esta terapia son sesiones individuales, pueden formar parte de un proceso de terapia individual o darse por separado sin necesidad de haber comenzado un proceso de terapia.

Una sesión de terapia corporal consiste en traer una problemática concreta que la persona quiera tratar y la terapeuta va proponiendo ejercicios corporales de bioenergética, movimiento auténtico, terapia corporal-emocional y terapia diafreo. Según lo que prefiera la persona y con que ejercicio se sienta más conectado consigo mismo, la terapeuta ira adecuándose sus necesidades. Se proporciona un cierre del trabajo realizado al finalizar la sesión en el que la persona recogerá lo que se lleva del trabajo corporal.

Más información : ¿Qué es y cómo funciona la terapia corporal?

Profesionales: Lucrecia García-Atance.