Enfoque Enocion copia

Nosotros creemos en las personas. Creemos en su potencial, en su capacidad de superación y de sanación. Por esta razón nuestra base es humanista integrativa. Esta base concede al paciente que viene a terapia la habilidad de su propio crecimiento.

El humanismo integrativo hace hincapié en la importancia del vínculo terapéutico entre terapeuta y paciente, pues en esta relación se genera un espacio de confianza, respeto, cercanía, no juicio e incondicionalidad que facilita la exposición de las problemáticas que traiga el paciente.

En sesión, usamos técnicas de Gestalt como propuestas y ejercicios que la persona puede aceptar o no para tener una mejor conciencia y darse cuenta de lo que le sucede. Así mismo  utilizamos técnicas de la rama Cognitivo Conductual que ayudan a reducir los síntomas que  generan un malestar intenso en el paciente. 

Además, aplicamos el Análisis Transaccional que nos ayuda a mapear el terreno de la problemática, la personalidad de cada uno y las relaciones interpersonales, sin definir nada de esto rígidamente, es decir, nos permite que el terapeuta entienda mejor al paciente y que éste pueda comprenderse mejor a sí mismo y a su entorno sin imposiciones. El mapa nos ayuda a conocer el territorio y el territorio es mucho más importante que el mapa. Ofrecemos también la posibilidad de trabajar las emociones a un nivel profundo para que la solución de las problemáticas tenga una base fuerte, segura y se mantengan en el tiempo.

Por último, queremos puntualizar la importancia de todas las dimensiones humanas: pensamiento, emoción, cuerpo, espiritualidad y conducta. Para ello añadimos técnicas de trabajo corporal como bioenergética y movimiento auténtico, así como técnicas de meditación y mindfulness.

Combinamos estos estilos terapéuticos para dar una atención personalizada a cada paciente, ya que cada persona es única y las necesidades de cada uno no son las mismas. Trabajamos desde dos enfoques: 

  • Enfoque Desarrollo Personal: superar el malestar emocional resultado de las crisis de la vida y bloqueos emocionales, incrementar el bienestar físico, emocional y trascendental  y favorecer el descubrimiento de uno mismo, sus recursos y la propia aceptación. 
  • Enfoque Clínico: Aportamos una perspectiva en la que trabajamos con personas que traen una patología como ansiedad, depresión, fobias, trastornos adaptativos etc. 

Estos enfoques se complementan y van en la mayoría de lo casos muy unidos. 

Nos regimos por una máxima: La persona es dueña de sí misma y de su vida, ella decide qué hacer y qué no hacer. Nosotros como terapeutas haremos propuestas y ofrecemos nuestro acompañamiento en la solución de problemáticas y en el descubrimiento de las herramientas propias para que la persona obtenga su propio bienestar y autonomía.